Home » General » Realidad virtual low-cost

Realidad virtual low-cost

Después de muchos años existiendo como concepto más teórico o experimental que práctico y accesible, la realidad virtual empieza a ser por fin una realidad (valga la redundancia), al alcance de los aficionados de a pie de calle. Cabe decir sobre esto que, desde el punto de vista del consumidor actual, en el año 2016-2017, la realidad virtual se puede experimentar a través de dos planteamientos u opciones distintas: la de alto coste, y la asequible para el bolsillo medio.

La primera, que se podría calificar como RV de alta gama, está representada por aparatos dedicados que están apareciendo en el mercado como el Oculus Rift, el HTC Vive, el PlayStation VR… Todos ellos implican una inversión de por lo menos 500 euros para arriba; eso sin contar con el coste del PC o consola de altas prestaciones al que necesitan conectarse.

Distintas carcasas de realidad virtual para móviles.

Por otro lado, está la RV low-cost, que se viene a corresponder con la realidad virtual móvil, a la que dedicamos este artículo, y que consiste en utilizar nuestro smartphone con una carcasa o visor de realidad virtual. Estas carcasas van desde las super-baratas Google Cardboard y similares (hechas de cartón), hasta otras algo más cómodas y estéticas, hechas en plástico, pero de similar funcionalidad. La mayoría de ellas cuestan entre 5 y 50 €, lo que las pone al alcance de cualquier bolsillo, aunque existen algunos modelos “premium” (como las Samsung Gear VR o las Daydream View de Google) que por unos euros más ofrecen alguna funcionalidad extra junto a un interesante inventario de aplicaciones propio (lo que los convetiría en una suerte de plataformas de realidad virtual de gama media), pero hay que precisar que sólo funcionan con unos pocos modelos de teléfono concretos.

Naturalmente, para cualquiera de los visores básicos de RV móvil conviene tener un teléfono de prestaciones más bien altas, con pantalla de 5′ o más y Full HD (1920 x 1080 píxeles) o superior, para que al ponerlo en el visor tengamos una definición de imagen decente. No obstante, con un smartphone que esté algo por debajo de estos requisitos también podemos disfrutar bastantes cosas.

En cuanto a los contenidos audiovisuales, en la realidad virtual para móviles podemos disfrutar fundamentalmente de tres tipos de contenidos:

Galaxy VR, un shooter de naves espaciales para móvil.

1. Aplicaciones nativas para el smartphone, que podemos descargar de la tienda de aplicaciones. Pequeños videojuegos, visitas virtuales a lugares de interés turístico, simulaciones de montañas rusas, o vuelos por el sistema solar entre otras. Su calidad es muy diversa, podemos toparnos tanto con pequeñas pijadas de usar y tirar como con aplicaciones bien curradas que sin ser grandes producciones valen bastante la pena, como Galaxy VR o el Hardcode por poner solo dos ejemplos en el campo de los juegos. La mayoría están realizadas por desarrolladores independientes que quieren mostrar sus habilidades o hacerse un hueco en el mundo de la RV mientras los grandes estudios (que no ven rentabilidad todavía en este campo) no hagan su aparición.

Los vídeos (y fotografías) 360 nos permiten ver una escena en todas las direcciones.

2. Vídeos 360. Los vídeos en 360º, también conocidos como vídeos esféricos o inmersivos, representan una forma de RV pasiva, al carecer de interactividad, pero son en algunos casos una excelente experiencia inmersiva. Disponibles en sitios como Youtube y en aplicaciones descargables, estos vídeos están ganando popularidad día tras día. Existen en este formato pequeños documentales, vídeos musicales, mini-cortometrajes de terror, paseos en dron, montañas rusas… Todavía no hay películas (largometrajes) en 360, pero todo se andará. Lo que sí podemos ver en nuestro visor, y alguna gente le encanta hacerlo, son películas normales, en 3D las que lo tengan, y en gran tamaño, ya que el ángulo de visión es similar al que nos daría una pantalla de 100 pulgadas a dos metros de nuestros ojos.

Bioshock, ejemplo de juego para PC que se puede jugar con gafas de RV.

3. Videojuegos de PC visualizados en RV. Existen aplicaciones semi-gratuitas o freemium, como por ejemplo Trinus VR, que nos permiten visualizar en nuestro móvil metido en las gafas de RV cualquier juego o programa que ejecutemos en nuestro PC y verlo “desde dentro” en 360º. Los más apropiados obviamente son los videojuegos en primera persona, como los conocidos shooters FPS. A diferencia de las aplicaciones nativas para teléfono que comentábamos antes, aquí sí podemos disfrutar de grandes títulos AAA, como puedan ser el Half-Life, el Call of Duty, u otros clásicos del género. El control podemos hacerlo con teclado y ratón clásicos (si jugamos sentados) o bien usar un gamepad, a ser posible con bluetooth para evitar los molestos cables que nos restan movilidad. Cabe también añadir que es posible disfrutar en nuestro móvil algunos de los juegos de Steam VR y Oculus Rift (siempre y cuando no requieran los mandos específicos de esas plataformas y tengamos un equipo más o menos potente) mediante la aplicación Vridge, que al igual que Trinus, para funcionar requiere que lo instalemos tanto en el móvil como en el PC.

En definitiva, mientras las plataformas específicas de RV que mencionábamos al principio del artículo no vayan bajando sus precios y vayan desarrollando su catálogo de contenidos exclusivos, tenemos como hemos visto bastantes cosas para disfrutar de esta nueva tecnología con nuestro móvil y nuestro visor sin necesidad de hacer grandes inversiones.

Posted in General and tagged as

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Cuanto es 6 + 8 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Para poder continuar, debes resolver esta simple operación (para que sepamos que eres humano :-)